Imagen Separadora

Espacio Unzué

El Instituto Saturnino Unzué es un ícono urbano del paisaje marplatense. Ha sido también una de las instituciones emblemáticas de la vieja concepción tutelar de las políticas para la infancia. Hoy, este lugar fue reconvertido en un espacio cultural y recreativo abierto para todas las familias. Este reacondicionamiento simboliza mucho más que la recuperación de un patrimonio histórico y cultural. Se constituye como el hito de un cambio de paradigma: de la concepción de patronato de la infancia a la profundización de las políticas de promoción integral de derechos.

En 2005, el Gobierno nacional sancionó la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, terminando con casi cien años de políticas de patronato. Desde ese momento, niñas, niños y adolescentes dejaron de ser entendidos como objetos tutelados por el Estado para pasar a ser reconocidos como sujetos de pleno derecho. Con derecho a jugar, participar, opinar, soñar y crecer en familia.

En este marco, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, transformó aquello concebido como acto de caridad o beneficencia, en políticas integrales cuyo principal objetivo es el fortalecimiento de la familia como primer espacio en donde las personas crecen, aprenden, construyen y comparten valores.

La calidad arquitectónica y estética vanguardista de las instalaciones del Instituto Unzué, su ecléctico diseño de ribetes neo-bizantinos, sus piezas de mármol de Carrara, su invaluable colección de vasos sagrados, sus imágenes ornamentales con hilos de oro y demás piezas de valor; forman parte del patrimonio cultural y artístico de la comunidad, junto con los nuevos espacios para convenciones y exposiciones artísticas: un playón deportivo, áreas recreativas, una sala teatral y un anfiteatro.

La puesta en valor del edificio y estas nuevas instalaciones en la actualidad posibilitan la realización de actividades que promueven el pleno ejercicio y disfrute de los derechos ciudadanos en familia.



“La palabra asilo, que implicaba la constitución del patronato para la infancia, siempre es una palabra dura, tiene que ver con el exilio. Hay asilos políticos cuando uno se exilia de un país; y hay asilos sociales cuando se exilia del hogar y de la familia. Por eso éste es un verdadero cambio de paradigma”.

Presidenta Cristina Fernández de Kirchner


Mapa Unzué

Si tenés alguna duda o querés recibir más información. Te podés comunicar a:Ilustración

 
Desarrollo Social TV