Ir al contenido principal

Quimey Quipan: panificados de calidad desde la laguna de Lobos

Este emprendimiento familiar elabora panes caseros, facturas, churros y prepizzas; además ofrece servicios de catering y picadas. El mismo expone y comercializa en la feria permanente de la ciudad bonaerense de Lobos.
A+ A-

Yolanda abre y cierra un horno industrial repleto de panes y pizzetas. Se mueve rápido entre la mercadería y las máquinas, con la seguridad de quien domina su oficio y conoce como nadie su propio espacio. Es primer viernes de mes y en la panadería se preparan para un fin de semana movido. Están confirmados varios contingentes de turistas que arribarán desde la ciudad de Buenos Aires en busca de la tranquilidad del campo, el aire fresco de la laguna Lobos y los panes caseros de Quimey Quipan.

Quimey Quipan -“Bienvenidos y buen regreso”, en lengua mapuche- surgió a principios de 2002. Cuando Yolanda Abel y su familia llegaron a la laguna de Lobos desde el partido bonaerense de San Martín, su marido se encontraba desocupado. Había sido despedido de la fábrica donde trabajaba y luego encontró una “changa” para refaccionar una casa en Lobos. A la familia le gustó aquel lugar y entonces decidieron mudarse. En esa época Yolanda era profesora de dactilografía, y necesitaba generar un ingreso más para dar de comer a sus dos hijos pequeños.

“Recién mudados vi que en la zona nadie elaboraba panes caseros así que puse en práctica las recetas que hacía mi madre cuando yo era pequeña y empecé a cocinar éstos panes. Así comencé con el emprendimiento, sin ninguna herramienta más que las domésticas, todo dentro de la casa. Vendía con un cartel de cartón que ponía en una de las entradas a la laguna”, rememora Yolanda.

En 2004, a través del programa Manos a la Obra del Ministerio de Desarrollo Social, Yolanda adquirió una mezcladora y una batidora industriales para su emprendimiento. Esto significó un salto de calidad en su producción. “El día que llegaron las máquinas no me lo voy a olvidar jamás porque llovía muchísimo y acá cuando llueve no se puede entrar por el barro. El camión llegó hasta la esquina y fui a buscar las cosas llorando. A partir de ese momento tuve la impronta, una sensación de sentirme grande”, recuerda emocionada.

En la actualidad, después de más de una década de trabajo y esfuerzo de toda la familia, se producen en Quimey Quipan más de 100 docenas mensuales de panificados. Se mantienen las recetas originales y se produce en horno y máquinas industriales bajo normas estandarizadas de calidad. Los clientes principales provinene del turismo que arriba a Lobos, principalmente desde la ciudad de Buenos Aires.

Allí Yolanda prepara degustaciones y promociona la laguna casi como una agente de turismo. Quimey Quipan comercializa además del local comercial en la Feria Permanente de Lobos, participa activamente de distintas ferias productivas provinciales y nacionales como Caminos y Sabores y Tecnópolis; y posee una cartera de clientes fija en el centro de Lobos. En el local se incluyen además de los panificados tradicionales como panes, panes caseros, facturas, churros y prepizzas; servicios de catering y picadas de las más variadas. Además, el emprendimiento cuenta con el monotributo social, lo que le permite tener garantizada su actividad comercial y la cobertura de la obra social.

De cara al futuro, en Quimey Quipan tienen como objetivo continuar creciendo en el marco de la economía social solidaria, participando de más ferias y exposiciones tanto en la provincia como en todo el país. Además de brindar satisfacción y confianza a sus clientes.

 

 

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas