Ir al contenido principal

MD sensaciones: un mundo de aromas para los sentidos

Es un emprendimiento de Mar del Plata que se dedica a la producción de aromatizadores textiles, modificadores ambientales, difusores; espumas y sales de baños, colonias, lociones corporales y perfumes para mascotas.
A+ A-

En 2009, Miriam Salinas y Daniel Fittipaldi crearon MD sensaciones, un emprendimiento que actualmente está ubicado en la ciudad de Mar del Plata. Se dedica a la producción dearomatizadores textiles, modificadores ambientales y difusores, aceites; espumas y sales de baños, colonias, lociones corporales y perfumes para mascotas.

Todos los productos elaborados por la iniciativa son exitosos porque su fabricación esenteramente artesanal y las fragancias, al producirse con esencias naturales, replican el aroma real de la materia prima, por ejemplo el pachuli. “Jugamos mucho con la mezcla de fragancias”, cuenta Miriam en relación a las combinaciones que ofrecen a través de los diferentes artículos.

Los emprendedores fabrican estos artículos en un laboratorio propio, con materias primas naturales, sin químicos ni derivados del petróleo. No tienen colorantes ni conservantes, ni tampoco llevan alcohol. En cambio utilizan aceites esenciales que aseguran la durabilidad de la fragancia.

A través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, sus productos fueron exhibidos en la megamuestra Tecnópolis. “Participar en Tecnópolis fue un antes y un después”, asegura Miriam. “No dio la posibilidad de ser visibles, el público nos conoció, vio que tenemos productos de calidad y que trabajamos a conciencia”. MD Sensaciones vendió todo su stock, logrando un capital que en este momento están reinvirtiendo.

Actualmente, MD Sensaciones realiza ventas al por mayor en tiendas de diseño, bazares y negocios. Y a través de las redes sociales llegaron a tiendas de diseño, bazares y comercios de Tandil, Balcarce, Ayacucho, Miramar, Azul, Bolivar, Mar Chiquita, Villa Gessel. De cara al futuro, Miriam y Daniel proyectan tener un laboratorio más grande, fuera del hogar. Quieren seguir creciendo y ubicar sus artículos en el mercado de Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Otras iniciativas que crecen de la mano de la economía solidaria

Eliezer Cueros, cuyo nombre significa en hebreo “Dios es mi ayuda”, es un emprendimiento familiar dedicado a la fabricación de carteras y bolsos de cuero vacuno. Este producto se realiza completamente a mano y los diseños son exclusivos. Participan del mismo Walter Funes y su esposa, Diana Flores.

La iniciativa fabrica carteras, morrales, porta-botellas, hermeros, llaveros, billeteras y cintos. A su vez, para la temporada de verano tienen una línea de sandalias y zuecos para damas. Cuenta además con un set masculino, que incluye cinto con billetera y llavero. Todos los artículos de Eliezer Cueros se hacen en diferentes colores y utilizan una variedad de cueros como materia prima, desde gamuzado y cueros prediseñados tales como animal print y texturas tipo reptil.

A través del Ministerio de Desarrollo Social pudieron acceder a un Microcrédito. Además, en 2003 ingresaron al programa Manos a la Obra mediante el cual obtuvieron una máquina poste que sirve para la costura marroquinería. En la actualidad están tramitando la Marca Colectiva.

Hoy, Eliezer cueros realizan ventas al por mayor en locales de Mar del Plata y también distribuyen productos a negocios de Bahía Blanca, Buenos Aires, Jujuy y Tucumán.

Che sapatu es otro emprendimiento de la economía solidaria que lleva adelante Gladys Amejeiras que se especializa en fabricar alpargatas de tela para adultos y niños, desde el número 17 hasta el 44. Como materia prima se utilizan lona, loneta, gabardina y panamá liso o estampado. Son alpargatas forradas. La puntera y el talón se confeccionan con telas desechadas por diferentes comercios y fábricas. En la actualidad existe una línea de alpargatas estampadas.

A través de Desarrollo Social, esta iniciativa recibió capacitación sobre registro de marca en en la feria de emprendedores y artesanos realizada en el Instituto Unzué. Asimismo, se encuentran gestionando una máquina para pegar suelas a través del programa “Manos a la Obra”.

En la actualidad, Che sapatu cuenta con un stock de 500 pares de alpargatas mensuales, que durante las temporadas de verano llegan a 1000. “El desafío es producir 3000 pares por temporada”, cuenta Gladys.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas