Ir al contenido principal

Luthra: el dulce sonido de la madera recién tallada

Es un emprendimiento que construye instrumentos musicales de cuerda. Participa de la Feria Permanente de San Vicente. Allí, además de reparar varios instrumentos, comercializan productos de la economía social.
A+ A-

Ramón Luis Rodriguez tiene 37 años y es luthier de instrumentos musicales de cuerdas. Viveen las afueras de San Vicente, en la provincia de Buenos Aires. Allí lleva adelante su emprendimiento “Luthra” con los valores de la economía social y el comercio justo.

Ramón o “El Monchi”, como le dicen en su barrio, habla de su trabajo con una pasión contagiosa. Con entusiasmo describe el proceso de cada una de las maderas que se despliegan por todo el taller. Allí hay piezas de alcanfor, palo santo, caoba, ciprés, fresno, lapacho, nogal, guatambú y guayubiras que pronto se transformarán en guitarras, cuatros venezolanos, ukeleles, charangos, balalaicas rusas o lo que se necesite de acuerdo al pedido o reparación del instrumento.

El taller se completa con un centenar de herramientas para todo el proceso de construcción de un instrumento de madera. Ramón las adquirió a base del esfuerzo y trabajo: “durante años fui molinero de vientos, albañil, plomero, mozo y hasta maquillador en una funeraria”, enumera sonriendo. También cuenta que por medio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través del “Banquito de la Buena Fe”, accedió a un crédito y describe:” el microcrédito me sirvió para comprar una sierra sin fin y una afiladora que hoy resultan imprescindibles a la hora de realizar mis trabajos”.

Este trabajador artesanal aprendió el oficio en 2005, con el lutier Wayra Muyoj. Previamente, estudió música en el conservatorio de la Escuela de Avellaneda. Desde 2007 construyó más de 90 instrumentos de cuerda y reparó cerca de 600. Tiene una cartera de clientes fijaque va desde los músicos de la banda “Arbolito” o el cuarteto de tango “Púa”, hasta el payador “José Curbelo”. Desde que este habilidoso luthier participa en la Feria Permanente de San Vicente, su emprendimiento amplió sus contactos comerciales y reparó varios instrumentos, principalmente guitarras.

Hablar de instrumentos, madera y música hace brillar los ojos de Ramón, casi como la madera recién lustrada de su última creación: una sacha guitarra que tuvo el gusto de ser “tocada” por Elpidio Herrera, el luthier santiagueño que inventó este instrumento hace varias décadas atrás y que hace sonar tan singular a la chacarera santiagueña. “El Monchi” también es el encargado de mantener y reparar los instrumentos de la orquesta infanto- juvenil de San Vicente. Actualmente está incursionando en la construcción de tambores rioplantenses y en talleres de percusión para chicos de la zona.

Todo su esfuerzo y dedicación son acompañados por Desarrollo Social, que continúa organizando diversas ferias en todo el país para impulsar emprendimientos como éste. De este modo, a través de la economía social y el consumo responsable se genera empleo genuino y oportunidades de inclusión para todos los argentinos.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas