Ir al contenido principal

Jorge Lencina quiere subirse al podio en los paralímpicos de Londres 2012

Oriundo de Córdoba, el judoca argentino representa a nuestro país en los Juegos Paralímpicos. Forma parte de la elite mundial en esta disciplina y, con tres medallas en su haber, irá por una nueva conquista.
A+ A-

Jorge Lencina, tiene 37 años y nació en la provincia de Córdoba. Padece queratocono, una deformación de la cornea que le ocasionó la pérdida de la visión. Actualmente se encuentra entre los tres mejores judocas a nivel mundial y representa un ejemplo de constancia ya que es el primer deportista que, habiendo tenido una participación en los juegos convencionales, luego de su afección, representará a nuestro país en un paralímpico. Forma parte de la Federación Argentina de Deportes para Ciegos (FADEC) desde el año 2006 y en los próximos juegos tiene la esperanza de superar el bronce alcanzado en Beijing 2008.

Jorge, que peleará en la categoría de 90 kilos, partió hacia Londres junto a sus dos compañeros de equipo, José Effron (categoría 81 kilos) y Fabián Ramírez (73 kilogramos). Antes de partir expresó: “los tres podernos traer medallas. José ganó la de bronce en el último mundial y también es campeón parapanamericano; y Fabián es otro que está entre los mejores del mundo y tiene suficiente experiencia. Para todos será fundamental la primera lucha. En mi caso, me siento preparado y con mucha confianza. Conozco a casi todos mis rivales y puedo manejar estrategias distintas”.

Antes de perder la visión, Lencina, competía como peleador convencional. Bajo la categoría de 66 kilogramos cosechó, entre otros logros, dos medallas de bronce panamericanas, Mar del Plata 95 y Winnipeg 99; además del título sudamericano en Río de Janeiro 2002 y de sus tres participaciones olímpicas: Atlanta 96, Sydney 2000 y Atenas 2004, donde ganó un diploma tras salir séptimo. Cuando la enfermedad avanzó dejó de participar en competencias. Hasta que en 2006, de la mano de los profesores Luis Benítez y Guillermo Traba, impulsores del programa argentino de judo paralímpico; y de Domingo Latella, presidente de FADEC, tuvo la oportunidad de volver a combatir, esta vez en certámenes para personas con discapacidad.

Con respecto a su dificultad visual, el judoca afirma: “el deportista ciego desarrolla sentidos que otras personas no desenvuelven. A mí el deporte me ayudó mucho para afrontar mi problema y hoy, gracias a la fabricación de nuevos lentes, pude recuperar el 90 por ciento de la visión. El objetivo en Londres es volver a estar en el podio, obviamente sueño con lo máximo, pero hay que estar tranquilo”.

Jorge sostiene que con la creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), entidad conformada por la Secretaría de Deporte del Ministerio de Desarrollo Social y el Comité Olímpico Argentino (COA), el deporte argentino se encuentra en una marcada mejoría a nivel organizacional. En este sentido, expresó: “es muy beneficioso para el deporte nacional este apoyo institucional y seguramente, en Río 2016, algunos deportes van a mostrar una superación. Esperemos que en judo pueda darse el recambio que se necesita y se puedan ver cada vez mejores resultados”.

Hoy en día, nuestro representante nacional piensa en un final glorioso de su extraordinaria carrera: “hoy me siento muy bien, estoy entre los tres mejores del ranking y fui subcampeón del mundo en Turquía 2011. Después de esta competencia olímpica de Londres voy a evaluar mi continuidad, en principio me parece que voy a seguir por lo menos un año más, para devolverle a este deporte un poco de todo lo que me está dando y ojalá pueda ganar la medalla de oro en la última participación de mi carrera, y ser el primer judoca argentino en traer esa medalla al país, ese es mi sueño”.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas