Ir al contenido principal

Giulén Celíacos: una sana alimentación de origen familiar

Este proyecto muestra cómo a partir de una enfermedad congénita se pueden superar obstáculos y transformar las debilidades en fortalezas.
A+ A-

Omar Di Lorenzo es celíaco desde hace 26 años, su hija del medio, que hoy tiene 18 años, también lo es desde los 9 meses de edad. Vivió durante 25 años en la localidad bonaerense de Necochea. Actualmente reside en el barrio de Vicente López en la zona norte de Buenos Aires. Omar es emprendedor. Su mirada y su cabello blanco son claros al igual que la harina que utiliza para fabricar sus productos alimenticios libres de conservantes.

Perla González vive en Vicente López y dedica su tiempo a elaborar productos artesanales aptos para celíacos. Disfruta a diario del suave aroma de los alfajores de maicena, las tartas de coco y dulce de leche que prepara, en un entorno familiar en el que trabajo y placer se mezclan como los ingredientes de los productos que comercializa.

Juntos comparten, además de tres hijas, Giulén Celíacos : un emprendimiento familiar de elaboración de productos aptos para celíacos. Ambos preparan artesanalmente tartas, empanadas, alfajores, tortas, palitos saldos, pan casero, pastas, milanesas y turrones. Desde hace tres años comercializan sus artículos en ferias y a través de internet.

Fue ante la celiaquía que le diagnosticaron a Omar y a su hija, y ante la escasez de artículos en el mercado, que esta familia decidió comenzar con su emprendimiento. Para mejorar sus canales de comercialización y difusión, el Ministerio de Desarrollo Social les brindó un espacio de venta en Tecnópolis y en la 5ta Feria de la Navidad. “Para nosotros estar allí es de gran ayuda, nos abre la puerta para que la gente nos conozca y conozca nuestros productos. Además, la recepción del público es muy buena y eso nos hace crecer”, comenta Omar sobre la experiencia.

Acerca de la elaboración de su variada producción de alimentos este emprendedor asegura: “no usamos harina común, utilizamos harina sin glúten, o sea de mandioca, maicena y arroz. La leche que agregamos a los productos también está libre de esos componentes”. Como los productos para celíacos en general son caros en el mercado, Omar cuenta: “nosotros buscamos precios para que al consumidor no se le encarezca y podamos venderlos a un precio justo. Además, son los mismos que consumimos con mi familia”.

La mirada azul de Omar se ilumina cuando habla de su familia. Ese orgullo que se percibe con sólo míralo a los ojos, también se ve reflejado en el ímpetu que emite con sus palabras cuando resume las labores que cada uno de sus miembros realiza. “Todos estamos preparados para hacer todo. Las especialistas son mi señora Perla y mi hija menor, que hizo cursos de cocina y fue la que nos impulsó a concretar el proyecto”, describe Omar padre de familia y de este emprendimiento que nació de una debilidad familiar, superó sus obstáculos, y sigue creciendo de la mano de la economía social y solidaria.

 


 

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas