Ir al contenido principal

El valor del compañerismo a flor de piel: conocé la historia de Luciana Stella

Esta deportista compitió en cestoball en los Juegos Nacionales Evita 2014. Oriunda de Chaco, viajó con su equipo para dar lo mejor de sí, superarse y llegar lejos en su disciplina.
A+ A-

Junto a sus compañeras de equipo, vestida con camiseta amarilla y negra, Luciana lanza tiros al cesto para practicar puntería y convertir el gol. Marca, desmarca, pica, y zigzaguea en la cancha. Un gran despliegue de talento antes del inicio del partido. Las caras felices y concentradas de las chicas indican que la hora del juego está por comenzar.

Luciana Ayelén Stella es de la localidad de Resistencia, en la provincia de Chaco. Tiene 13 años y compitió en cestoball, una de las nuevas disciplinas incorporadas en la edición 2014 de los Juegos Nacionales Evita.

Esta entusiasta deportista chaqueña comenzó a jugar cestoball en 2014 motivada por el compañerismo que existe en su equipo y por la pasión que siente al prepararse físicamente para los Juegos Evita. Esta es la segunda vez que participa de las finales. En 2013 compitió en Mar del Plata en la disciplina handball y salieron anteúltimas.

Sin embargo, en estas competencias, Luciana cuenta con orgullo que quieren salir primeras: “vinimos con la mentalidad de triunfar. Nos está yendo muy bien y estamos dando lo mejor para conseguir la medalla de oro. Queremos llegar lejos”.

Esta joven que, además, juega al handball y al hockey, entrena dos días por semana, dos horas. Para destacarse en este deporte tuvo que aprender las nuevas reglas y comenta que un día de entrenamiento consiste en “correr mucho, prepararse físicamente para resistir los partidos y adquirir determinadas técnicas”.

Durante el certamen, su equipo jugó varios partidos. Ganaron contra la delegación de San Luis; y perdieron contra Corrientes. Sin embargo, a pesar de esa derrota, la deportista reconoce que “aprendimos mucho de las correntinas. Ellas eran de un colegio y observamos lo bien que tiraban, como se comunican entre ellas en la cancha. Realmente los Evita nos permite socializar con chicas de otras provincias y aprender”.

Respecto al cestoball, con su sonrisa amplia y risueña, Luciana sostiene que “es un deporte muy lindo. Me encanta compartir esta disciplina con mis amigas. Rescato el compañerismo y el buen juego entre nosotras”. Y agrega: “del año pasado hasta ahora mejoramos no sólo en el juego sino en el entendimiento entre las integrantes del equipo, la relación entre nosotras”.

Para su futuro, Luciana sueña con ser deportista profesional representar al país en cestoball. Es un ejemplo para miles de jóvenes que se esfuerzan y logran superarse día tras día para consagrarse campeones.

 

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas