Don Martínez: sabores de lo casero como valor agregado

Es un emprendimiento de la economía solidaria que produce chacinados artesanales, bondiolas, salames, chorizos colorados, longanizas, lomitos y jamoncitos. Todos los productos son elaborados sin aditivos ni colorantes.


Don Martínez surgió en el año 2013, cuando Pablo Martinez, su titular, decidió poner en práctica las recetas familiares de chacinados artesanales que le transmitió su tío y aplicar el conocimiento adquirido en la escuela agro técnica Don Bosco. Allí cursó sus estudios secundarios y además concurrió a diferentes cursos de chacinados.

Con la experiencia y el trabajo, Pablo fue sumando aquello que siempre soñó: el concepto de lo artesanal como valor agregado para sus productos. Así dio forma a este emprendimiento que en la actualidad expone y comercializa todos los meses sus productos en la Feria Permanente de Cañuelas, en la provincia de Buenos Aires.

En la fábrica se producen entre 40 y 70 kilos semanales entre bondiolas, salames, chorizos colorados, longanizas, jamoncitos y lomitos. Todos los productos están elaborados a base de recetas originales sin mezclar calidades, ni aditivos, ni colorantes, destacándose en cada uno de ellos la calidad y el buen precio, dos valores promovidos desde la economía social.

Además, cuenta Pablo: “todos los chacinados que comercializamos desde Don Martínez, ya sea a través de la Feria Permanente de Cañuelas, la Feria tradicional de Mataderos, comercios, o vía Internet, son productos artesanales con valor agregado. Esto es: un conocimiento estandarizado a partir de fórmulas y recetas óptimas cuya resultante son productos delicatesen de primera calidad en este mercado”.

Mediante su participación en distintas ferias organizadas por el Ministerio de Desarrollo Social y el municipio de Cañuelas, Pablo se inscribió en el Monotributo social. Esto le permitió incorporarse a la economía formal, acceder a las prestaciones de la obra social del Sistema Nacional de Salud e ingresar al sistema previsional para realizar sus aportes jubilatorios.

De cara al futuro, Pablo piensa seguir creciendo en el marco de la economía solidaria; fortalecer la imagen de Don Martinez en el mercado y continuar brindando satisfacción y confianza a su ya incipiente cartera de clientes.

Las ferias permanentes son espacios donde los productores toman contacto directo con otros emprendedores y logran una relación directa con los consumidores. Asimismo, generan redes a nivel local, provincial y regional, y fortalecen la integración de los distintos emprendedores de la economía solidaria, entre sí y con el mercado formal.

Además, estas muestras son una oportunidad para acceder a productos de calidad y precios justos, respetuosos de la cultura, la historia, los valores y los saberes de cada territorio. Productos con el sello del trabajo digno y la identidad de cada rincón de nuestro país.