Ir al contenido principal

Cooperativa textil 403: prendas confeccionadas de la mano de la solidaridad

Ubicada en Olavarría, la iniciativa elabora vestidos, guardapolvos escolares, bolsos, carteras, camisas y remeras, entre otros productos. Durante 2014 realizó el vestuario para el proyecto Danza por la Inclusión.
A+ A-

Marcela recorre sonriente el taller de costura de la Cooperativa textil 403. Esa sonrisa representa la satisfacción de haber recorrido un camino, pero también el desafío de iniciar nuevos rumbos con su emprendimiento productivo. Siempre había querido trabajar de manera independiente, por ello decidió formarse y cursar moldería en el Centro de formación profesional que lleva el mismo nombre que la cooperativa.

En ese espacio de capacitación conoció a otras mujeres que compartían el sueño de llevar adelante su propio emprendimiento. Si bien Marcela contaba con una extensa experiencia en distintos talleres de costura y trabajaba desde su casa, a la vez que sostenía su trabajo en el taller textil, resultaba muy difícil emprender este camino, dar los primeros pasos.

Por ello, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación les brindó el asesoramiento para nuclearse y formar una cooperativa. Según Marcela, esto les permitió “recuperar la dignidad del trabajador” y darse cuenta de que “hay otra forma de trabajar”, en el marco de la economía social.

En un primer momento, los miembros de la iniciativa no sabían muy bien en qué consistía el modo cooperativo de trabajo, pero lo fueron aprendiendo a partir del trabajo cotidiano, comprometido y solidario. De la mano también de estos valores, recuperaron un edificio céntrico de una de las más antiguas mutuales olavarrienses, ya desactivada hace varios años.

Con el apoyo del INAES, el proyecto Manos a la Obra del Ministerio de Desarrollo Social, y la colaboración del Centro de Formación N° 403, acondicionaron parte de la planta baja de este espacio. Allí se instaló la nueva cooperativa, que hoy cuenta entre su variada producción, vestidos, guardapolvos escolares, bolsos, carteras, camisas y remeras.

EN BUSCA DE NUEVOS HORIZONTES PERSONALES Y COLECTIVOS 

Cooperativa textil 403 crece día a día gracias al trabajo asociativo. Asimismo, sus miembros pudieron desarrollar habilidades propias y ponerlas en juego. Esta relación doble es lo que le permite al emprendimiento asumir nuevos horizontes y desafíos.

Por ejemplo, Florencia, de 21 años, que formó parte de la cooperativa a partir de aquel curso de moldería, comenzó luego sus estudios de Diseño y Producción de Indumentaria. Actualmente, es quien bosqueja los diseños de las prendas. En cambio, Beatriz, de 37 años, venía desarrollándose como peluquera e inició su interés por la costura con el objetivo de hacer el vestido de quince para su hija.

A su vez, la cooperativa es una de las que realizó el vestuario para el proyecto, Danza por la Inclusión, impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social. Y a partir de la articulación con dos estudiantes de marketing que realizaron una pasantía en la cooperativa, conocieron a una productora de prendas deportivas para quien están realizando su colección de invierno 2014.

De este modo, lo individual y lo colectivo se entrelazan en un mismo relato. Es una historia que demuestra que otra forma de trabajo es posible, porque otro estilo de vida es posible también: un modo de ver el mundo basado en los valores de la solidaridad, el respeto, el cooperativismo y el compromiso social.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas