Ir al contenido principal

Cooperativa La Cacerola: empleo genuino de la mano de la gastronomía

Es un emprendimiento surgido de la Comisión de Desocupados de la Asamblea Popular de Plaza Almagro. Fabrica productos de panadería, también cuenta con una cafetería, un restaurant y un centro cultural.
A+ A-

La Cacerola, es una cooperativa de trabajo que nació en 2002, surgida de la Comisión de Desocupados de la Asamblea Popular de Plaza Almagro, en la ciudad de Buenos Aires. Esta iniciativa, afrontó el desempleo al estallar la crisis económica y social de 2001. En ese momento decidieron elaborar pan relleno caliente para comercializar en diferentes barrios porteños.

Mediante el programa Manos a la Obra de la cartera social, en 2004, pudo equipar su centro de producción de alimentos y comprar un horno rotativo, una sobadora y una armadora de pan. Esto le permitió incrementar notablemente su producción. A su vez, el emprendimiento participó de la megamuestra Tecnópolis y de las distintas ferias realizadas por Desarrollo Social.

En la actualidad, La Cacerola produce 3.500 viandas diarias para más de 23 escuelas porteñas y genera trabajo para 39 familias, los socios se dividen entre cocineros, panaderos, reposteros, administrativos. Además, esta iniciativa fabrica una variedad de 40 productos de panadería y pastelería.

Cuenta además con una cafetería, un restaurant y un centro cultural. Ofrece también con un servicio de eventos, generando trabajo y recursos para más de 40 personas. El pan caliente relleno, que viene de la cultura centroamericana y en el interior de la masa lleva fiambre y verduras, para estos trabajadores es un símbolo de tiempos heroicos, cuando estos panes se vendían en las plazas y calles para sostener la panadería que recién iniciaba.

En el rubro panadería y confitería, La Cacerola fabrica más de 40 productos, desde las clásicas facturas, hasta tartas, pizzas, empanadas y sandwichería. En el bar también se puede beber un excelente café y degustar exquisitos platos caseros. Allí, los precios resultan un 20 % y 30 % más económicos en comparación con otros locales de la zona.

Desde 2012, también elaboran 140 viandas diarias para una cooperativa de la construcción en la localidad de Mercedes, provincia de Buenos Aires. El servicio de catering incluye mesas de dulces con ricas tortas y sabrosas masas finas. Ofrecen también el pernil (pata de ternera asada) con salsas especiales y brusquetas (tostadas con queso, vegetales, fiambres o mariscos).


Los miembros de La Cacerola se organizan de manera participativa, se capacitan permanentemente y rotan los puestos. Además, articulan con estudiantes universitarios. Elaboran pan y facturas para La Barbarie, el bar autogestionado de los estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. En conjunto, realizan ollas populares cada dos semanas.

Los productos de panadería y confitería llegaron también a la sede de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Y el restaurante-bar es un espacio de comercialización propio, donde los visitantes pueden acceder a todos los alimentos que elabora La Cacerola.

De cara al futuro, los miembros de este emprendimiento tienen como objetivo principal el crecimiento de la producción de la Cooperativa La Cacerola, generando nuevas fuentes de trabajo. Además buscan conformar una “cooperativa de distribución y comercialización”, para que las cooperativas del sector gastronómico adquieran insumos conjuntamente a mejores precios.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas