Ir al contenido principal

Cooperativa El Puente: juegos saludables que ayudan a mejorar la calidad de vida

Es un emprendimiento oriundo de Villa Palito, partido de La Matanza. Elabora juegos recreativos y terapéuticos para ejercitar el cuerpo al aire libre y además muebles de cocina para viviendas sociales.
A+ A-

La cooperativa El Puente es un emprendimiento oriundo de Villa Palito, partido de La Matanza. Inicia sus actividades en 2012 de la mano de un grupo de vecinos conformado por Félix González, Ariel Semillán y Gustavo Farías con el objetivo de fabricar juegos saludables y comercializarlos con una marca propia. Sin embargo, desde 2000 comenzaron a fabricar rombos y muebles para vender en su barrio, principalmente sillas y mesas. Con el paso de los años, se incluyó la fabricación de artículos de herrería, como escaleras. Esta producción fue el origen de la línea de juegos saludables que comercializan desde su fundación.

A través de esta iniciativa, los fundadores buscan transmitir oficios del sector metalúrgico para que trabajadores y trabajadoras del partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires, tengan la posibilidad de un trabajo digno. La cooperativa está integrada por 15 socios, quienes participan en la fabricación de juegos saludables con propuestas para ejercitar el cuerpo en un espacio público al aire libre. Estos juegos son aptos para todo público, incluidos adultos mayores y personas con discapacidad y se integran a plazas del conurbano bonaerense.

Los impulsores de esta cooperativa, Félix González y Gustavo Farías, se conocieron hace 14 años, comprometiéndose ambos con el objetivo de transmitir los oficios de tornería, herrería y carpintería a trabajadores de Villa Palito y sus alrededores. “Estoy muy feliz con transmitir los oficios que he ido aprendiendo a personas que buscan tener una profesión”, cuenta Félix sobre uno de los pilares de este emprendimiento de la economía social.


Este emprendimiento produce juegos recreativos como toboganes, hamacas, mangrullos, entre otros y también juegos terapéuticos o saludables. Además fabrican muebles de cocina para viviendas sociales. Estos productos se comercializan a través de empresas proveedoras de artículos para espacios públicos de geriátricos, countries y municipios. Una de ellas es el Club San Huberto en Chascomús.

En el caso de la producción de juegos saludables, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación acompaña y apoya a la cooperativa El Puente con municipios del Gran Buenos Aires, con el objetivo de integrar juegos terapéuticos a las plazas públicas. Además, los miembros de El Puente enseñan los oficios de tornería, herrería y carpintería a cooperativistas del programa Ingreso Social con Trabajo del Ministerio de Desarrollo Social; son trabajadores que participan en la fabricación de muebles destinados a viviendas sociales gestionadas por el gobierno nacional junto con administraciones provinciales y municipales. De este modo, la cooperativa tiene la posibilidad de ofrecer productos a mejor precio que otras mueblerías del mercado.

De cara al futuro, los miembros de este emprendimiento tienen como objetivo principal el crecimiento de la Cooperativa El Puente, incorporando más socios e incrementando el nivel de producción de juegos saludables. La cartera social genera empleo genuino y fortalece emprendimientos socio-productivos como este, con la convicción de que otra economía es posible y de que el trabajo es la mejor política social.

"Seguimos tejiendo integración social de la mano de nuestros artesanos, con el valor agregado que cada uno le colocó a su trabajo, robusteciendo los vínculos de nuestra patria”

Alicia Kirchner

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas