Ir al contenido principal

Concentración en la lucha: enterate cómo se prepara Agustín García en cada combate

Este joven oriundo de Posadas, practica lucha desde hace seis meses. Es la primera vez que participa en los Juegos Evita. En cada pelea demuestra su potencial y sueña con ganar una medalla.
A+ A-

 

En el colchón cuadrado de color azul, se encuentra Agustín elongando sus piernas para el próximo combate. De estatura baja y cuerpo muy delgado, viste una malla de color roja. Apodado “la ardilla”, se destaca del resto de sus compañeros por la fuerza y destreza que despliega en cada lucha, venciendo a sus oponentes con facilidad.

Agustín García tiene 12 años, practica lucha desde hace seis meses en la categoría 2002, en estilo libre y vive junto a sus padres y dos hermanos en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones. Es la primera vez que participa de una final de los Juegos Nacionales Evita 2014 y sueña con clasificar entre los primeros puestos.

Este joven atleta, con timidez pero con convicción, cuenta que decidió comenzar a practicar lucha por un compañero que lo invitó y le fascinó el deporte. “Sentí mucha emoción cuando vi lucha por primera vez. Quería ser como los que estaban luchando”, agrega Agustín. Este pequeño luchador, entrena cuatro veces a la semana, dos horas por día, en un club de Posadas.

Cuando comenzó con la disciplina Agustín sostiene que su principal objetivo fue superarse a él mismo, al principio le daba miedo tirarse al piso. Luego, fue tomando más confianza entrenando día a día. Además, destaca que en los entrenamientos es necesario tener “disciplina, fuerza y técnica, pero también la mente juega un rol muy importante, se debe estar muy concentrado y atento a los movimientos”.

El juego consiste en que el oponente caiga de espalda y no pueda moverse por dos segundos. En estos certámenes del deporte social se realizan dos rounds de un minuto 30 segundos, cada uno con un descanso de 30 segundos. No existe empate y el combate lo controlan un árbitro, un juez y un presidente de colchón, quien es el supervisor.

“Es un orgullo para mí practicar este deporte”, afirma Agustín con convicción y la mirada erguida. Además, sostiene que la relación con sus compañeros es muy buena, todos se llevan muy bien.

Otro pilar fundamental para el desarrollo del deporte es el apoyo de la familia. Al respecto, este deportista, con su tez blanca y sus ojos saltones, afirma: “mi familia me apoya y se sienten orgullosos de que vine a los Juegos Evita. Esta experiencia es emocionante y triste a la vez, cuando uno pierde”.

En el futuro, Agustín desea viajar a distintos países para competir en este deporte. También recomienda a quien quiera participar “que se animen a jugar, que se continúen esforzandose, van a ganar”.

La lucha se incorporó como disciplina en los Juegos Nacionales Evita de 2012, tras un intenso trabajo de búsqueda de talentos en todo el país. Agustín es un ejemplo más de miles de chicos que persiguen su sueño con esfuerzo y dedicación, sabiendo que el camino por recorrer es arduo pero con constancia y perserverancia todo se torna posible.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas