Ir al contenido principal

Colección Suero: vinos artesanales con identidad familiar

Es un emprendimiento familiar de San Juan que produce vinos caseros. Elabora las variedades greconero, cabernet sauvignon, y bonarda; y los vinos blancos moscatel rosado, torrontés y chardonnay.
A+ A-

Colección Suero es un emprendimiento familiar oriundo de la provincia de San Juan. Nació en 2006 de la mano de Roberto Suero, el fundador de la bodega, y sus hijas Mayra y Belén, de 28 y 26 años respectivamente. Se dedican a fabricar distintos tipos de vinos tales como las variedades greconero, cabernet sauvignon, barbera, syrah y bonarda, entre los tintos; y los blancos moscatel rosado, torrontés y chardonnay.

La producción de vino se realiza en la finca de la familia Suero, situada en el departamento de Angaco, a 25 kilómetros de la ciudad de San Juan. Allí, las uvas provienen de un viñedo de 25 años de antigüedad, el cual Roberto renovó sembrando nuevas cepas de la misma uva (rosada y torrontés) en 2013.

Este emprendedor empezó fabricando vino casero, y llegó a generar un emprendimiento en el que trabaja junto a su familia. En 2009 pasó a la categoría de vino artesanal, logrando diversificar el producto en varietales. La iniciativa, además, ofrece un vino rosado dulce, que se comercializa con la marca Criollo Argentino. El mismo es fabricado por las hijas del fundador de esta bodega.

Estos productos se expusieron en ferias de la economía social, tales como Raíz Festival Gastronómico de Tecnópolis. La elaboración de los vinos es íntegramente artesanal, desde la selección de la uva, el despalillado, la molienda, la fermentación, el envasado, el etiquetado y el encorchado. Al finalizar la cosecha y el acopio de uvas, Roberto comienza con la fabricación de vinos en una cámara de frío. A través de la misma se controla el proceso de fermentación frenándolo. Si se coloca el mosto (zumo de la uva) a cero grados, se evita la fermentación. Manipular el frío es clave, sobre todo en la elaboración de los varietales blancos.

Los productores destacan que el estado de sanidad de la uva es esencial en la elaboración artesanal de vino. Esta condición se garantiza eligiendo cada racimo que se destina a la molienda. “Mientras más sana esté la uva, mejor va a ser el producto final”, afirma Roberto.

La familia Suero comercializa sus vinos en el Museo Parque Colección Suero, en Rawson, ubicado en el departamento de Angaco. Es un espacio donde se exhiben objetos antiguos que Roberto obtuvo a lo largo de su vida como coleccionista, razón por la cual nombró a su emprendimiento como “Colección Suero”. Los visitantes del museo pueden degustar los vinos y aprender sobre su elaboración.

El objetivo de la familia productora de vino es captar al turismo que visita las grandes bodegas de la región. Este emprendimiento participó también del Mercado Federal de Tecnópolis, invitados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. “Para los pequeños productores de vino es muy importante participar en estas ferias, donde circulan posibles clientes de todo el país, intercambiamos experiencias con otros productores y las ventas que logramos nos incentivan a seguir produciendo y comercializando”, explica el fundador, Roberto Suero.

Colección Suero forma parte de la Asociación Elaboradores de Vinos Artesanales (AEVA) de San Juan, que desde el 2009 cuenta con el apoyo del ministerio para continuar generando espacios de comercialización, y proveer a la asociación de maquinaria como moledoras de uva, prensas y tapadoras.

De esta manera, el emprendimiento continúa creciendo de la mano de los valores del comercio justo y el consumo responsable. La elaboración artesanal le brinda al producto final un sabor único y constituye su valor agregado.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas