Ir al contenido principal

Agustina Moroni: pateando en busca de un sueño

Esta joven oriunda de la ciudad de Paraná, practica fútbol desde los nueve años. Participó en cuatro ediciones de los Juegos Evita. Forma parte del seleccionado argentino y desea dedicarse a este deporte toda su vida.
A+ A-

Ya en la cancha y junto a sus compañeras de equipo, Agustina con la camiseta número 2 puesta, patea y cabecea la pelota de un lado a otro. Desde afuera del área, el entrenador alienta y dirige a sus jóvenes deportistas, que intentan dar todo de sí mismas para superarse en la competencia. Agustina Moroni es de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, tiene 16 años y juega al fútbol desde los nueve. Es la cuarta vez que participa de los Juegos Nacionales Evita, que se disputan en la ciudad de Mar del Plata.

Esta joven promesa del deporte social, además de jugar en un club y ser parte de una liga universitaria, es una de las integrantes del seleccionado argentino de fútbol y representó a nuestro país en el Sudamericano que se realizó en Paraguay. Agustina va a la escuela y entrena tres veces por semana tres horas y los sábados practica con las Vampiresas, el equipo con el que está participando de este certamen en la categoría Sub 16.

Con respecto a los obstáculos que se le presentaron, la futbolista entrerriana tuvo muchos que afrontar. Al respecto, recordó: “me discriminaban porque estaba excedida de peso, muchas veces me decían cosas y eso me traía problemas para jugar. Pero con el tiempo, estas trabas pudieron superarse. No quería jugar más porque me agredían mucho, pero cuando entré en el seleccionado el año pasado bajé 20 kilos y ahí me sentí mucho mejor”.

“El deporte para mí es todo, el fútbol es lo mejor que me pasó. Me encantaría dedicarme a esto cuando sea grande y participar de los Juegos Olímpicos de la Juventud en el 2018”, expresa entusiasmada Agustina. Asimismo, relata la importancia del apoyo de su familia: “mis papás están re contentos, también mi hermano. Cuando fui a la selección fueron las primeras vacaciones de ellos, porque viajaron conmigo a Paraguay”.

Pero todo este esfuerzo y compromiso en busca de su sueño, no hubiese sido posible sin el aliento incondicional de su entrenador, el ex jugador de fútbol, Juan Ramón Comas. Según comenta la joven, fue él quien le enseñó, junto a su hermano, todo lo que sabe. Además, cuenta que es necesario estar preparada piscológicamente y entrenar mucho, tener técnica y habilidad para practicar esta disciplina.

Sobre su experiencia en los Juegos Nacionales Evita, la deportista explica: “tengo un grupo muy lindo y me siento muy cómoda, tratamos de divertirnos y hacer lo que más nos gusta”. De este modo, invita a quienes no hayan participado todavía de este certamen a que lo hagan, que practiquen algún deporte y que se presenten.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas