Ir al contenido principal

Papas andinas y maíces, de la Puna al mercado gourmet

Un grupo de familias campesinas recuperó los sabores ancestrales de su tierra y creó la cooperativa Cauqueva. De a poco, comenzaron a producir estos alimentos andinos y crearon una planta de elaboración que hoy ya abastece a restaurantes, tiendas especializadas y mercados.
A+ A-

Las familias campesinas que viven en la Quebrada de Humahuaca tienen una larga tradición en cultivar la tierra y vivir en armonía con la naturaleza. Para recuperar esos saberes, hace 20 años se fundó allí “Cauqueva”, la Cooperativa Agropecuaria y Artesanal Unión de la Quebrada y los Valles, que se propuso poner en práctica esos conocimientos de los pueblos originarios de la zona para la producción de alimentos andinos.

Paso a paso, este grupo de pequeños productores se fue organizando y, en esa experiencia, aprendiendo y creciendo. De esta forma, cooperativismo, identidad y organización dieron origen a una forma de trabajo en grupo, las “mingas”, en las que de manera colectiva siembran, cosechan, limpian los cultivos y obtienen las semillas para seguir produciendo.

El proceso de recuperación de las diferentes variedades de papas y maíces significó un gran trabajo artesanal, que llevó muchos años: los campesinos recorrieron las fincas en busca de alguna variedad que cada familia pudiese haber conservado para armar un “jardín de variedades” que luego fuera multiplicado por la cooperativa.

A través de ese trabajo solidario y sostenido, lograron instalar y comercializar papas y maíces de variedades andinas en el mercado “gourmet” y producir, con sus derivados, harinas, fideos y alfajores, entre otros productos elaborados.

Por medio del Ministerio de Desarrollo Social accedieron a microcréditos y formaron una Marca Colectiva, que les permitió instalar su nombre propio y hacerse conocidos. Para poder sostener el nuevo modelo productivo armaron una red de distribución en restaurantes, tiendas especializadas, verdulerías y mercados y así aumentar sus canales de venta.

Esta iniciativa logró, con el apoyo del Estado, universidades y organismos internacionales, importantes avances en su producción. Sumaron innovaciones tecnológicas importantes en la producción y lograron fortalecer los circuitos de comercialización.

En el último tiempo, terminaron de construir su planta de desarrollo y elaboración de alimentos basados en cultivos andinos que representó un impulso significativo para el emprendimiento. “Esto que en una empresa es algo normal, para una organización de pequeños productores de escasos recursos es un logro de importancia, tanto por la valoración que genera, como por los aprendizajes y nuevas experiencias que prometen un futuro mejor”, señalan desde Cauqueva.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas