Ir al contenido principal

Los beneficios de aprender un oficio

En los talleres productivos de Argentina Trabaja, cientos de personas se capacitan en herrería, carpintería, huerta comunitaria y vivero forestal. El trabajo se destina a obras que buscan mejorar la infraestructura comunitaria y el mobiliario de organismos públicos.
A+ A-

Aprender un oficio es una buena oportunidad para que las personas sin ingresos formales puedan tener un nuevo sustento económico para sus familias. En el país, hay 392 talleres formativos y productivos del programa del Argentina Trabaja, en los que cooperativistas se capacitan, incorporan técnicas y producen materiales para formarse.

Los talleres abarcan distintos tipos de oficios, como herrería; carpintería de madera y aluminio; y pre-moldeado de bloques, adoquines y de caños de hormigón. También hay cursos de vivero forestal y huerta comunitaria, en los que enseñan cómo cultivar y cuidar árboles, verduras, hortalizas y frutos.

Este año, el ministerio implementó 178 polos productivos nuevos que favorecen la industria. Todo lo que se produce en esos talleres es usado para mejorar escuelas, plazas y espacios públicos de la comunidad. Cuando terminan los cursos, las personas reciben un certificado que valida sus saberes para ejercer el oficio que aprendieron.

La semana pasada, el Presidente Mauricio Macri y la ministra Carolina Stanley visitaron un taller de Ezeiza, en donde 90 personas se capacitan. Durante el año, participarán 500 personas en total. En esa oportunidad, Stanley afirmó: “Mucho de lo que se produce en este polo se destina a quienes más lo necesitan”.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas