Ir al contenido principal

Transmiten su experiencia en oficios en las cárceles

Un grupo de adultos mayores que participa del programa La Experiencia Cuenta, de Desarrollo Social, brinda cursos de costura y pintura para hombres y mujeres de unidades penales entrerrianas.
A+ A-

El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la iniciativa La Experiencia Cuenta, implementa talleres de formación en oficios dirigidos a hombres y mujeres que se encuentran presos en las unidades penitenciarias N°1 y N°6 de la ciudad de Paraná, en Entre Ríos.

Las actividades son coordinadas por miembros de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, quienes convocaron a las personas que quisieran compartir sus saberes con los internos de las unidades penales. Silvia Lell y Ana María Bornices son voluntarias que dictan cursos de corte y costura y pintura en tela, en el salón de usos múltiples del penal.

Cada semana, organizados en grupos de a veinte, toman hilo y aguja y se ponen a hilvanar ruedos, sentados alrededor de una mesa. Con paciencia, Silvia les enseña el abecé de los remiendos. Un poco más allá, frente a sus atriles, otro grupo pinta los pétalos de una flor. Muchos de estos cursos dan la chanche de aprender un oficio creativo, que luego pueden convertir en una salida laboral.

La propuesta de Desarrollo Social promueve la revalorización de los saberes y habilidades de las personas privadas de su libertad. Les permite incorporar herramientas para la construcción de un proyecto de vida basado en la recuperación de la cultura del trabajo y el aprendizaje de nuevos conocimientos.

“Es lindo estar compartiendo una mañana. Hoy aprendemos costura a mano, cómo hacer un ruedo o un hilván”, detalla Silvia.  Mientras que uno de sus más jóvenes alumnos, Alejandro, cuenta su experiencia: “Me interesa lo que es el corte y la confección. Aprender algo que tal vez en libertad nunca se me hubiera ocurrido, ya que de estas cosas no hay mucha oferta para varones. Quiero saber cómo usar una máquina de coser”, explica mientras acomoda su set de escuadra, tiza y centímetro.

Estos espacios de formación diversifican la oferta de actividades educativas y culturales que existen en las cárceles, y fortalecen los lazos entre los aprendices y capacitadores. “Las personas mayores toman protagonismo. Toda la vida fueron a cursos pero nunca enseñaron. También se busca recuperar los oficios que se están perdiendo”, señala el coordinador del Departamento de Adultos Mayores de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, Julián Osoro. Y agrega: “La demanda de actividades de capacitación con salida laboral es mucha”.

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE “LA EXPERIENCIA CUENTA”: Es un programa de Desarrollo Social, que facilita la transmisión de oficios y saberes tradicionales desde los adultos mayores hacia jóvenes y personas de mediana edad. La promoción de este intercambio permite recuperar y fortalecer oficios tradicionales, mejorar las capacidades de trabajo de los participantes del proyecto como así también ponderar el esfuerzo y la experiencia de los adultos mayores.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas