Ir al contenido principal

La travesía de un quinteto que Salta y lucha

El pueblo salteño de Los Toldos cuenta por primera vez en su historia con representantes en los Evita. Los pequeños talentos en lucha olímpica emprendieron una aventura hacia Mar del Plata en la que debieron cruzar por Bolivia.
A+ A-

En el pueblo salteño de Los Toldos no es necesario explicar el significado de la palabra lucha, tanto dentro como fuera del ámbito del deporte. A este sitio, ubicado 500 kilómetros al norte de la capital provincial, solo se puede llegar cruzando la frontera con Bolivia dado que no hay un enlace por territorio argentino. Se debe salir del país y, luego, volver a ingresar para llegar allí. O viceversa, como fue el caso la travesía vivida por los cinco jóvenes del equipo de lucha olímpica Sub 14 que participan de los Juegos Nacionales Evita representando por primera vez a su pequeño municipio que no alcanza los mil habitantes.

A 1600 metros sobre el nivel del mar, en el borde oeste de las selvas de las Yungas, donde los bosques empiezan a fundirse a cada paso con los pastizales, se erige el pueblo de Los Toldos al que se debe acceder atravesando la Ruta Panamericana que une las ciudades de Bermejo y Tarija, en territorio boliviano. Forma parte del Departamento de Santa Victoria, dentro del Parque Nacional Baritú. El pueblo guarda en su memoria a su hijo José Luis Ramires, héroe caído en Malvinas.

Analía Gareca (hasta 40 kg), Yuliana Condori (-45 kg), Vanesa Acosta (-50 kg), Bruno Cañizares (-45 kg) y Luis Calizaya (-55 kg), todos de 13 años, son los protagonistas de una historia conmovedora de esfuerzo guiados por su entrenador y profesor de educación física Américo Tejerina, para tratar de destacarse entre los más de 160 participantes de estas disciplina en los Evita. Tanto Luis como Bruno avanzaron a semifinales en sus categorías y buscarán hoy un lugar en la definición de mañana.

“Cuando llegamos a Mar del Plata los chicos estaban muy nerviosos y un poco tímidos. Es la primera vez que salen de su provincia y lo hicieron para competir en un torneo de la magnitud de los Juegos Evita. Por suerte, sobre el colchón de combate se sueltan y quieren ser los mejores”, cuenta Tejerina, de 26 años, quien trabaja en varias escuelitas de su zona como El Arazay, de donde provienen algunos de estos pequeños luchadores.

Américo, de 26 años, explica que “el traslado es sumamente complicado, viajar con chicos es una tarea difícil por los casos de trata que existen, muchos profesores no se animan a hacerlo si no cuentan con todos los papeles que a uno le piden. Por eso, es la primera vez que participa Los Toldos en los juegos”.

 

“LA LUCHA ATRAE A LOS JÓVENES”

Tejerina cuenta de modo breve cómo se desarrolla a vida allá en sus pagos. No existe una industria principal ni una actividad por la que sean reconocidos, los habitantes -en su mayoría- viven del trabajo particular de cada uno, siendo médicos, profesores o cumpliendo tareas en la municipalidad. Mientras aquellos que viven en parajes con campos se sustentan de la agricultura.

“En mi pueblo no se conocía lo que era la lucha, no se vivía allá. Traté de insertar este deporte para que los chicos y chicas de allá no piensen que todo es el fútbol. La lucha olímpica atrae mucho a los jóvenes porque es una disciplina de contacto pero que no tiene agresión física, nunca un chico va a salir golpeado”, explica el entrenador salteño, quien aprovecha el marco de los Juegos Evita para seguir capacitándose.

Salta participa en lucha olímpica en los Juegos Evita desde la incorporación de esta disciplina al programa de competencias en 2012. En la presente edición, la provincia del NOA cuenta además con tres participantes de la capital y dos de localidad de Rosario de Lerma.

Por último, Tejerina remarca que “estos niños se sienten felices de poder venir a los Evita, conocer chicos de otras provincias otras realidades. Lo importante es que sociabilicen y no que busquen la competencia como ganar o perder”.

El pueblo de Los Toldos tiene entre sus referentes silenciosos a José Luis Ramires, héroe caído en Malvinas. A partir de ahora, también guardará en las retinas el esfuerzo de estos cinco pequeños que a orillas del mar están dando el salto más grande de sus vidas.

 

"La lucha olímpica atrae mucho a los jóvenes porque es una disciplina de contacto pero que no tiene agresión física".

Américo Tejerina

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas