Ir al contenido principal

La selección nacional de fútbol de pueblos originarios jugará la Copa Indoamericana

El equipo de Argentina está conformado por 18 jugadores de las comunidades wichi, mapuche, qom, iogi y chané. Con el apoyo de técnicos de amplia experiencia, los jugadores entrenaron en el predio de la AFA.
A+ A-

La selección nacional de fútbol de pueblos originarios representará a nuestro país en la primera Copa Indoamericana, a disputarse en Chile durante el mes de julio. La misma quedó formalmente conformada por 18 jugadores wichi, mapuche, qom, iogi y chané. Los jugadores entrenaron en los predios de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) en Ezeiza, con el apoyo de técnicos de amplia experiencia en la conformación de seleccionados nacionales.

Los miembros de la selección llegaron hace dos semanas desde Salta, Río Negro, Santa Fe, Chaco y Buenos Aires a través de la coordinación entre el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y la AFA. “Teniendo en cuenta que en Argentina existen 32 pueblos originarios reconocidos nos hubiese gustado que sean muchos más los que integren esta selección, pero por el poco tiempo que tuvimos para convocar y hacer las gestiones solo pudimos convocar a 31 jugadores de cinco pueblos”, indicó el coordinador del INAI.

Durante el torneo, también conocido como Copa América de los Pueblos Originarios, participarán los diez países que integran la Conmebol más los seleccionados de México y Estados Unidos.

Uno de los jugadores argentinos es Alfredo Maximiliano Fernández, de 22 años, con padre que tiene un padre qom y una madre mocoví. Nacido en Rosario, a los 12 años se trasladó con su familia a la localidad chaqueña de Quitilipi. “Es la primera vez que salgo de Chaco”, comentó.

Maximiliano cursa el tercer año de geografía en la Universidad del Nordeste y juega al fútbol en el equipo de la facultad con sus amigos y compañeros de estudio. “Me vine de Quitilipi a Resistencia gracias a una beca que otorga la universidad a estudiantes de pueblos originarios”, afirma. Y agrega: “me costó adaptarme al contexto universitario, siempre reconociendo lo que soy, sin olvidar de dónde vengo y tratando de defender lo mío”.

Por su parte, Aldo Marinao, de 26 años, integra la comunidad mapuche Cañadón Chileno de Río Negro. “Me gustaba estar en el campo, trabajando con los animales y ayudando a mi abuelo, pero tuve que irme a los 17 a la ciudad a buscar laburo. Así aprendí a trabajar en la construcción y lo hice durante mucho tiempo”, afirma el joven que ahora es empleado municipal en Bariloche y su tarea es “llevar y traer papeles”.

Cuando nació le diagnosticaron un soplo al corazón. Su madre le contó que los médicos le dijeron que no iba a poder hacer deporte, que tenían que operarlo en Buenos Aires a corazón abierto o de lo contrario solo viviría hasta los 5 años. Sin embargo ella no quiso. “Juego al fútbol desde los 8. Desde entonces siempre busqué superarme y actualmente juego en Gimnasia y Esgrima de Bariloche, un club que se formó hace un poco más de un año”, cuenta.

Todos los jugadores coinciden en que “dejaron todo” para estar en el plantel y afirman que cuando se juntan a tomar mate y charlar siempre se dan aliento uno a otro, sobre todo cuando “se bajonean un poco”. Porque la mayoría llegó desde muy lejos y vivir este sueño los tiene con los sentimientos “a flor de piel”. Además aseguran que dejarán todo en la cancha y que sus familias y la gente de sus pueblos están orgullosas de que formen parte de la selección de fútbol que representará a nuestro país en la Copa Indoamericana.

 

"Debemos seguir trabajando y conquistando entre todos, los derechos de los pueblos originarios, que son los derechos de los argentinos y las argentinas".

Alicia Kirchner

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas