Ir al contenido principal

Los mayores enseñan a los chicos los juegos de su infancia

Un grupo de adultos mayores de la ciudad de San Salvador de Jujuy participó de una jornada de "La experiencia cuenta", organizada por el ministerio y el centro de jubilados, para enseñar a las familias a hacer barriletes, barcos de papel y a jugar al ta-te-ti, la payana y el balero.
A+ A-

En la plaza Libertador General San Martín, de San Salvador de Jujuy, un grupo de adultos mayores se reúne en torno a unas mesas. Sobre los manteles hay papel barrilete de colores, hilos, tijeras, libros y muchos otros elementos que utilizan para explicarles a los niños y jóvenes cómo se divertían ellos cuando eran chicos. Así comenzó la jornada callejera “La experiencia cuenta”, en la que más de 30 abuelos se propusieron recordar cómo los juguetes de entre sus recuerdos y enseñarles a las familias cómo armarlos.

“Me gusta esta experiencia porque puedo transmitir lo que aprendí cuando era niña. Me hace bien relacionarme con personas de diferentes edades”, reflexionó Adriana (74), después de haber participado en esta actividad, organizada por el Centro de Referencia local del Ministerio en conjunto con la Asociación de Jubilados y Pensionados Autoconvocados “Por la Dignidad de la Tercera Edad”.

Cada uno de los mayores eligió qué quería enseñar: algunos optaron por explicar cómo construir barcos y aviones de papel; otros se dedicaron a mostrar cómo hacer barriletes, y en otro rincón enseñaban las reglas de los juegos de antaño, como el TaTeTi, la Payana, el Balero y el Sapo.  Varias mujeres aportaron su experiencia en recitado de coplas, poesías y cuentos, y se entusiasmaron compartiendo sus anécdotas e historias de vida. En esta actividad, juntos integraron un espacio que les sirvió para fortalecer sus lazos de interacción con la comunidad, donde se sintieron útiles y valorados.

Pablo (75) es otro de los abuelos que participó de la actividad: “Me gustó integrarme con los chicos, que ellos conocieran cuáles eran nuestros juegos de niños. Es importante que podamos compartir nuestra experiencia con los jóvenes y que ellos nos expliquen sus vivencias también, por ejemplo, con las nuevas tecnologías”, relató.

Esta jornada del programa “La experiencia cuenta” es una iniciativa que surgió de los propios adultos mayores de San Salvador, junto con el equipo técnico del CDR para promover su bienestar, inclusión y participación social. “Me gusta participar de actividades para jubilados. Me gusta la responsabilidad de transmitir lo que sabemos a los niños. Uno se hace de amigos, conoce a otros jubilados, compartimos opiniones y pasamos un momento lindo”, expresa Dora Marta Cardozo , de 73 años.

De esta manera, el impacto de la actividad es doble: por un lado, los adultos mayores se sienten útiles y valorados y por el otro, las jóvenes y chicos aprenden de la experiencia y sabiduría de los grandes, lo que refuerza el respeto y los vínculos entre las generaciones.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas