Ir al contenido principal

Un curso para aprender a hacer huertas en casa

Técnicos del programa Pro Huerta, de Desarrollo Social y el INTA, brindan capacitaciones sobre huertas orgánicas. Así buscan que más personas aprendan a cultivar sus propios alimentos y que puedan generar un emprendimiento.
A+ A-

“Uno puede relacionarse con la naturaleza, porque ella nos proporciona todo lo necesario para vivir. Además, nos vinculamos con la tierra y entre nosotros, desde la solidaridad”, señaló Andrea, una de las mujeres que participó de la capacitación sobre huertas agro-ecológicas que brindaron ayer técnicos del programa Pro Huerta en el predio Las Cañitas, de Desarrollo Social. Junto a otras 60 personas, se inscribió en uno de los talleres que el ministerio brinda para que más personas aprendan a hacer su huerta familiar o comunitaria y puedan producir sus alimentos.

Andrea se puso los guantes, tomó una pala y con atención comenzó a seguir las indicaciones del técnico que brindó la primera clase del taller, gratuito y abierto a toda la comunidad. Con una modalidad teórico-práctica, permite que quienes participan puedan adquirir los conocimientos para armar la huerta, abastecerse de alimentos y, eventualmente, comercializar los excedentes.

“El curso cumple varios objetivos, por un lado que las personas aprendan a cuidar las plantas. Nosotros queremos hacer nuestra propia huerta y autoabastecernos. Como sueño, nos gustaría proveer con nuestros propios productos al emprendimiento gastronómico de nuestra asociación”, dijo Román Tanoni, docente de la Fundación “Paso a Paso”.

Con la autoproducción de alimentos como meta, el programa Pro Huerta proporciona a las familias en situación de vulnerabilidad los recursos (semillas, frutales, animales de granja y herramientas) y capacitación. Además, brinda asesoramiento técnico para que comercialicen los excedentes en ferias de la economía regional o impulsen emprendimientos productivos.

Laura Tanzariello, técnica del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) a cargo del taller, explicó: “Este programa tiene como finalidad que las familias accedan a una alimentación nutritiva y saludable. Con este objetivo, el INTA y Desarrollo Social brindan a la población y organizaciones todo lo que necesitan para poner en marcha huertas orgánicas en sus propios hogares y comunidades”.

Los talleres se organizan regularmente, y están abiertos a la comunidad. En cada época del año buscan brindar saberes a los participantes, más allá de las cuestiones técnicas. “Aparte de enseñar las herramientas básicas para crear una huerta familiar, trato de introducir algunas tradiciones de mi gente. Por ejemplo, en este mes estamos celebrando el Sara Tarpuy, el ritual inca de la siembra del maíz”, contó Lucio “Coco” Corimayo, uno de los responsables de la huerta en el lugar.

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS TALLERES: El mes pasado, el ministerio otorgó el certificado de finalización del curso a 200 personas. La capacitación incluyó clases teórico-prácticas a cargo de técnicos de Pro Huerta, quienes les enseñaron técnicas para poner en marcha huertas orgánicas en sus casas y así acceder a una alimentación nutritiva y saludable para ellos y sus familias. En el predio de Las Cañitas también se brindan cursos sobre otras temáticas, como restauración y tratamiento de superficies, donde se dan herramientas para que experimenten las distintas posibilidades que ofrece el trabajo en madera y la impresión 3D. Para más información, comunicarse con la Subsecretaría de Responsabilidad Social: (011) 3752-2101 .

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas