Ir al contenido principal

La actividad física como herramienta para mejorar la calidad de vida

A partir de las políticas implementadas por el Gobierno nacional, se registraron mayores niveles en la práctica deportiva. Estas iniciativas impulsan la democratización del derecho al deporte en todo el país.
A+ A-

La actividad física, el juego y el deporte han formado parte del patrimonio cultural de los pueblos a lo largo de la historia. Constituyen también un derecho que debe ser garantizado por el Estado. En este sentido, el Gobierno nacional impulsa distintas políticas que buscan promover y democratizar la práctica deportiva.

Como parte de estas acciones, se ha creado el año pasado el Observatorio Nacional del Deporte y la Actividad Física (Ondaf). Su objetivo es concientizar sobre la importancia de ejercitarse y hacer deportes para mejorar la calidad de vida de la población y el desarrollo humano y social.

Iniciativas como los Juegos Nacionales Evita, Argentina Nuestra Cancha, Programa Nacional Nuestro Club y Ligas Deportivas dan cuenta del alcance y la amplitud de estas políticas. Una de las maneras de evaluar el impacto de las mismas es a través del incremento de la práctica deportiva a partir de 2003, en comparación con períodos anteriores, según una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) para el lapso 2009-2012.

La caminata se ubica en primer lugar, elegida por un 68,5% de las personas encuestadas. Le sigue el fútbol, con el 12,3%; el uso de la bicicleta, con el 9%; y el trote, realizado por el 7,4% de la población abordada.

Los datos relevados en esta muestra señalan que el espacio público es el ámbito predominante para la actividad física. Allí se verifica una marcada preeminencia de las actividades realizadas por mujeres, adultos mayores y por los sectores sociales con menor nivel educativo o de ingresos.

El nivel educativo como indicador

Una de las particularidades expresadas por el sondeo llevado a cabo por el INDEC es que se reduce considerablemente la tendencia de la población a realizar actividades físicas ante la existencia de necesidades básicas insatisfechas. Este dato es muy importante a la hora de diseñar políticas vinculadas con la protección de derechos y la promoción social.

En este sentido, se verificó que a mayor nivel de ingresos corresponde una mayor proporción de personas que realizan alguna actividad física. La práctica aumenta en ambos sexos a medida que se incrementan los ingresos. Sin embargo, se observan diferencias cercanas al 10% en favor de los varones, en todos los niveles de ingreso económico.

Además se estableció una relación entre el nivel educativo alcanzado por las personas y la práctica de actividad física: a mayor nivel educativo del encuestado existe una mayor tendencia del mismo a realizar alguna actividad física, y viceversa.

En este sentido, iniciativas como la Asignación Universal por Hijo, el programa Progresar o Ingreso Social con Trabajo, por ejemplo, forman parte de una política transversal. Estas acciones, sumadas a las políticas vinculadas a la promoción de la actividad física y el deporte son las que impulsan la inclusión social, la integración y el desarrollo humano integral.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas