Ir al contenido principal

En diez años se duplicó el número de lectores digitales en Argentina

Así lo revelan los resultados de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura. Estos datos son utilizados para fortalecer políticas públicas de lectura y promover nuevas iniciativas que amplíen y enriquezcan esta práctica en familia y espacios comunitarios.
A+ A-

En Argentina, la población que lee en pantalla se duplicó entre 2001 y 2011, pasando de un 21 a un 42 por ciento. Así lo revelan los resultados de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011, llevada adelante por el Consejo Nacional Coordinador de Promoción de la Lectura.

Este nuevo fenómeno de la masividad de los formatos digitales en el hábito de la lectura se da principalmente en los más jóvenes. Según la encuesta, el 73 por ciento de los argentinos de entre 18 y 25 años lee habitualmente desde la PC, seguido por un 62 por ciento de los adultos de entre 26 y 40 años.

El principal objetivo de la encuesta fue conocer cuáles son los hábitos y prácticas lectoras de la población argentina, tener conocimientos acerca de los distintos soportes utilizados (papel, pantalla, diarios, revistas, u otros materiales) y conocer las principales modalidades lectoras en los hogares con niños menores de seis años.

Asimismo, se propuso no sólo caracterizar en qué magnitud y qué tipo de contenidos se leen actualmente, sino también conocer las características de la población que lee habitualmente. Por último, con la realización de la encuesta se buscó elaborar un diagnóstico de situación para definir acciones de fortalecimiento de las políticas actuales de lectura y promover nuevas iniciativas.

Para ello, se llevaron a cabo 3 mil 600 entrevistas domiciliarias y de aplicación personal a lectores de 12 años en adelante, en localidades de más de 30 mil habitantes de las diversas regiones del país: Área Metropolitana de Buenos Aires, NEA, NOA, Centro, Cuyo y Patagonia. El trabajo de campo estuvo a cargo de la Universidad Nacional Tres de Febrero y se realizó íntegramente con recursos propios del Estado Nacional.

La encuesta fue puesta en marcha por el Consejo Nacional Coordinador de Promoción de la Lectura que tiene como objetivo implementar y coordinar políticas públicas que fortalezcan los programas existentes y diseñen nuevas estrategias para la promoción de la lectura en todo el país. Otra de sus funciones es articular el trabajo de los organismos del Estado nacional, que desarrollan acciones referidas a la promoción de la lectura desde cada ámbito particular: escuelas, bibliotecas populares, municipales y provinciales; centros culturales y de atención primaria de salud, centros integradores comunitarios y comedores, entre otros espacios e instituciones de la sociedad civil.

El Consejo surgió de la firma de un convenio marco, celebrado en agosto de 2010, entre los ministerios nacionales de Desarrollo Social, EducaciónSaludTrabajo, Empleo y Seguridad Social, la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, la Biblioteca Nacional, la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas PopularesRadio y Televisión Argentina Sociedad del Estado y Educ.ar Sociedad del Estado.

El Estado como promotor de una política pública de lectura

El Ministerio de Desarrollo Social participó de la elaboración de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011 a través de un equipo de especialistas pertenecientes al Plan Nacional de Seguridad Alimentaria que considera a la nutrición como una actividad que trasciende el estricto acto de ingerir nutrientes para mantener la salud. La considera desde un enfoque más integral que tiene en cuenta, además, aspectos culturales, económicos, familiares y la participación comunitaria desde una perspectiva de derechos.

Esta participación estuvo vinculada a la necesidad de contar con información actualizada acerca de las prácticas lectoras tanto para fortalecer las acciones tendientes a promover espacios comunitarios de lectura, como para ampliar y enriquecer los hábitos lectores de niñas, niños y sus familias. 

Con la implementación de la iniciativa “Leer es Contagioso”, la cartera social lleva adelante acciones integrales para promover el derecho a leer, enriquecer las prácticas de crianza, incentivar experiencias colectivas de lectura junto a las familias y la comunidad, tendiendo puentes para que el encuentro con los libros sea cotidiano. Porque así como la nutrición es vital para crecer y desarrollarse, los libros nutren los sentimientos, el juego, las ideas y la vida.

A través de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011 y de programas como “Leer es Contagioso”, el Gobierno Nacional propicia la construcción de un país de lectores y lectoras que tengan en la lectura una base sólida de sustentación del crecimiento, y a la información como una herramienta para la inclusión social.

Asimismo, busca elevar los niveles de lectura en todo el país haciendo de la lectura no sólo un factor de esparcimiento y crecimiento personal, sino un instrumento intelectual que permita a las personas acceder a mejores condiciones de vida.

Ingrese a los resultados de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura 2011.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas