Trabajamos para que todos tengan las mismas oportunidades de mejorar su calidad de vida. Lo hacemos con una mirada federal, a través de una red integral de protección que incluye distintos espacios en todo el país para estar cerca de las comunidades.

Cada familia es el primer espacio de crecimiento y aprendizaje. Por eso, impulsamos políticas destinadas a su cuidado integral y hacemos que todos sus miembros incorporen una alimentación sana, variada y suficiente.

Como parte de esa tarea, trabajamos para que niñas y niños puedan vivir una infancia plena y ayudamos a que los jóvenes realicen sus proyectos de vida. También protegemos a los grupos más vulnerables, como las madres de 7 o más hijos, las personas con discapacidad y los adultos mayores, facilitando su acceso a pensiones no contributivas.

Porque queremos que cada vez más argentinos tengan oportunidades de crecer, brindamos herramientas para el desarrollo de las economías regionales y promovemos la autonomía de las personas. Lo hacemos brindándoles la posibilidad de hacer realidad sus proyectos productivos.

Prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres es otro de los temas que nos ocupa. Por eso, junto a otros organismos del Estado impulsamos acciones que tienen como meta alcanzar una sociedad con igualdad de género.

El arte y la cultura también son herramientas para desarrollarnos. Hacemos realidad el derecho de acceder a las expresiones artísticas, acercando a los barrios la música, los murales colectivos, el teatro y los títeres, entre otras propuestas culturales pensadas para toda la familia.