Ir al contenido principal

Los Derechos del Trabajador son convertidos en ley

Fue obra del Presidente Juan Domingo Perón, quien en 1947 proclamó los 10 derechos básicos de los trabajadores y logró que el Congreso Nacional los sancionara con fuerza de ley.
A+ A-

Un día como hoy, de 1947 el Congreso Nacional sancionó con fuerza de ley los Derechos del Trabajador, proclamados por el Presidente Juan Domingo Perón el 24 de febrero de ese mismo año.

Por su contenido, significación y alcance universal, los fundamentos que sintetizan estos derechos trascendieron las diferencias políticas, sectoriales e ideológicas y los límites temporales de una gestión gubernamental. A su vez, sobrepasaron las demarcaciones geográficas y jurídicas del Estado argentino ya que otros países de la región y del mundo tomaron como modelo esos principios al ser convertidos en ley para garantizar derechos laborales.

Aquella proclama sintetizaba diez derechos básicos: derecho al trabajo, a una justa distribución, a la capacitación, a condiciones dignas de trabajo y de vida, a la salud, al bienestar, a la seguridad social, a la protección de la familia, al mejoramiento económico y a la defensa de los intereses profesionales.

Estos derechos fueron formalizados a través de un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, bajo el número 4.865, y luego fueron incorporados en el artículo 37 de la Constitución de la Nación Argentina, sancionada por la Convención Constituyente, el 11 de marzo de 1949.

El Presidente Juan Domingo Perón consideró necesario y oportuno enunciarlos mediante una declaración expresa, para que en el presente y en el futuro, sirva de norma para orientar la acción de los individuos y de los poderes públicos. Estuvo dirigida a elevar la cultura social,dignificar el trabajo y humanizar el capital, como la mejor forma de establecer el equilibrio entre las fuerzas concurrentes de la economía y de afianzar, en un nuevo ordenamiento jurídico, los principios que inspiran la legislación social.

El Gobierno nacional entiende al trabajo como el mejor integrador social ya que constituye la herramienta más eficaz para combatir la pobreza y distribuir la riqueza. De la mano de la economía solidaria, el Ministerio de Desarrollo Social:

• Genera puestos de trabajo a través de la creación, capacitación y fortalecimiento de cooperativas para mejorar la calidad de vida de los barrios.

• Apoya a pequeños y medianos emprendimientos productivos, comerciales y de servicios mediante asistencia técnica, formación y financiamiento.

• Crea la Marca Colectiva para que los emprendedores sumen valor agregado y mayor visibilidad a sus productos y servicios promoviendo los valores asociativos y solidarios en los que se sustentan.

• Posibilita el acceso al Microcrédito para emprendedores individuales o asociados que, por su situación económica, no pueden acceder al crédito bancario tradicional.

• Incorpora a todos los trabajadores a la economía formal a través de su inscripción al Monotributo Social, que les permite acceder a una obra social y al sistema previsional.

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas