Ir al contenido principal

Día Mundial del corazón

Esta fecha busca concientizar a la población mundial sobre las enfermedades cardiovasculares, cómo prevenirlas, controlarlas y tratarlas.
A+ A-

Hoy se celebra el Día Mundial del corazón. Lo designó la Federación Mundial del Corazón con apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNESCO. La primera vez que se conmemoró a nivel planetario y de forma coordinada entre todos los países fue el 29 de septiembre del 2000. El objetivo fue dar a conocer las enfermedades cardiovasculares, cómo prevenirlas, controlarlas y tratarlas.

Según informes de la OMS, las enfermedades cardiovasculares (ECV) causan la muerte a más de 17 millones de personas por año: entre las más letales se encuentran el infarto de miocardio y el accidente cerebro vascular.

Para hacerle frente a esta problemática, es necesario atacar las causas de los factores de riesgo. Los mismos se pueden dividir en:

  • factores conductuales (como el consumo de tabaco, la dieta y la actividad física);
  • factores biológicos (como la presión arterial, el colesterol y la glucosa en la sangre);
  • factores psicosociales (tales como la depresión, la ansiedad, el estrés agudo y crónico y la falta de apoyo social);
  • factores de los sistemas de salud (como el acceso y calidad de la atención, detección y diagnóstico); y
  • factores intersectoriales (tales como las políticas de control del tabaco y las políticas agrícolas).

En este marco, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 países foros científicos, actividades recreativas y deportivas, talleres prácticos, impresión de folletos, chequeos gratuitos, exhibiciones, marchas ciudadanas y conciertos que ayudan a concientizar sobre los problemas cardiovasculares. Por su parte, la OMS recomienda dejar de fumar, realizar ejercicios físicos, adoptar una alimentación equilibrada que incluya frutas, verduras, cereales integrales, alimentos de bajo contenido en grasas de origen animal, carne magra, pollo y pescado, no abusar en el uso de la sal y refrescos embotellados; y controlar el colesterol. Todas estas acciones ayudan a mantener el corazón saludable y tener una mejor calidad de vida.

En nuestro país, uno de cada cien recién nacidos presenta alguna cardiopatía congénita, es decir, una malformación del corazón que se produce durante la vida fetal. Anualmente, unos 7 mil niños y niñas nacen con esta patología. Y alrededor del 50 por ciento de estos casos requieren cirugía el primer año de vida. Sin embargo, muchos de esas cirugías se podrían evitar con un diagnóstico y tratamiento oportunos.

En su momento, el prestigioso médico cardiocirujano argentino, René Favaloro, quien desarrolló el bypass coronario con empleo de vena safena, aseguró que “la prevención debería ser el aspecto más trascendente de nuestra especialidad. Estoy seguro de que, en el futuro, se harán menos angioplastias y menos cirugías de revascularización. La prevención, junto con los adelantos de la biología molecular relacionados con la genética, permitirán disminuir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares”.

Por su parte, el Ministerio de Salud de la Nación impulsa el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas (PNCC) que garantiza la resolución quirúrgica a todos los niños y niñas del país con diagnóstico de cardiopatía congénita, que no tienen obra social. En el Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan P. Garrahan” trabajan cardiólogos pediatras de distintos hospitales públicos que proporcionan atención telefónica personalizada durante los 365 días del año en horario de 8 a 20 hs. para brindar tratamiento y seguimiento oportuno de estos casos.

 

“La prevención, junto con los adelantos de la biología molecular relacionados con la genética, permitirán disminuir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares”.

René Favaloro

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas