Ir al contenido principal

Día del folklore argentino

Esta celebración fue establecida en 1960 durante el Primer Congreso Internacional de Folklore realizado en Buenos Aires. La fecha coincide con el nacimiento en 1865 de Juan Bautista Ambrosetti, reconocido como el "Padre de la ciencia folklórica".
A+ A-

El Primer Congreso Internacional de Folklore se realizó en la ciudad de Buenos Aires en 1960. A dicho evento, presidido por el argentino Augusto Raúl Cortazar, asistieron representantes de 30 países que instauraron el 22 de agosto como Día del Folklore.

Etimológicamente, el concepto deriva de “folk” (pueblo, gente, raza) y de “lore” (saber, ciencia). Designa un “saber popular e incluye los bailes, la música, las leyendas, los cuentos, las artesanías y las supersticiones de la cultura local, entre otros aspectos. Se trata de tradiciones compartidas por la población y que suelen transmitirse, con el paso del tiempo, de generación en generación.

La palabra “folklor” fue creada por el arqueólogo inglés William John Thoms el 22 de agosto de 1846. En Argentina la fecha coincide con el nacimiento del investigador y docente Juan Bautista Ambrosetti (1865-1917), reconocido como el “Padre de la ciencia folklórica”.

Ambrosetti nació el 22 de agosto de 1865 en Gualeguay (Entre Ríos). Se formó junto a prestigiosas figuras como Florentino Ameghino, lo que le permitió adquirir amplia experiencia como naturalista y realizar largos itinerarios de exploración científica a remotos parajes de la Argentina.

Una de sus principales obras fue la creación del Museo Etnográfico de la Universidad de Buenos Aires, del cual fue su primer director. También fue el iniciador en el país de la exploración arqueológica con criterio estrictamente científico y el primero en realizar estudios sistemáticos del folklore nacional.

En la multifacética obra de Ambrosetti (que comprendió una enorme gama de estudios históricos, etnográficos, lingüísticos, arqueológicos y antropológicos) se incluyen trabajos sobre supersticiones y leyendas, sobre historia, lenguajes de pueblos originarios o la utilización de metales en la zona de los valles calchaquíes. Además, fue pionero en el estudio del folklore nacional y el primero en definirlo de manera científica como “el conjunto de tradiciones, leyendas, creencias y costumbres de carácter popular, que definen la cultura de una determinada región”.

 

 MISMAS RAÍCES: DIVERSIDAD EN FLOR

En nuestro país existen distintas manifestaciones folklóricas de acuerdo a las zonas. Así tenemos un folklore cuyano al que se cultiva en San Juan, Mendoza, San Luis y parte de La Rioja; el folklore pampeano es el que encontramos en Buenos Aires, La Pampa y sur de Córdoba y Santa Fe. Por otro lado, está el folklore norteño que  agrupa los cantos y danzas originarios de Santiago del Estero, norte de Córdoba y Santa Fe, y parte de Tucumán; el folklore andino o salteño, que involucra los que se cultivan en Salta, Jujuy, La Rioja, norte de Tucumán y Catamarca, existiendo aquí la denominación de folklore calchaquí para designar los motivos locales. Por último, está el folklore correntino o guaraní, propio de Corrientes, norte de Entre Ríos, litoral del Chaco y Formosa y Misiones

El emblema que representa a los folkloristas argentinos, elegido por el Primer Congreso Nacional del Folklore en 1948, es el árbol, porque el folklore también hunde sus raíces en la tradición. Sus ramas representan el pensamiento, el sentido y la imaginación, por un lado, y la obra de las manos, es decir, la creatividad artesanal, por el otro. Las escasas hojas representan la juventud primaveral de la ciencia. Las palomas, la unión de lo material con lo espiritual en la amplitud del folklore. El tronco y ramas están envueltas con una banda que dice: “Qué y cómo el pueblo piensa, siente, imagina y obra”. Este emblema fue ideado por Rafael Jijena Sánchez.

Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Jorge Cafrune, Carlos Carabajal, los Tucu Tucu, Abel Pintos y Soledad Pastorutti son solo algunos de los exponentes que le han puesto voz y corazón a las tradiciones de nuestro país y al sentimiento popular de todos sus habitantes.

"Así es nuestro folklore, cuando le crece el silencio, la boca del pueblo la sale a cantar".

Mercedes Sosa

Video de MDSTV

Tag Cloud Novedades

Más Información

Descargas

Normativas