Imagen Separadora

EDUCACIÓN ALIMENTARIA NUTRICIONAL

Este programa, previsto por la Ley 25.724, promueve el desarrollo de hábitos saludables permanentes para la producción, selección, compra, manipulación y utilización biológica de los alimentos mediante la educación alimentaria nutricional.

La iniciativa está dirigida a los sujetos de derecho de las distintas líneas de acción del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA), así como también a diversos actores institucionales y comunitarios, equipos técnicos provinciales y municipales, organizaciones de la sociedad civil, promotores del programa Pro Huerta y de otros programas que trabajan con las familias en sus comunidades. Busca generar espacios para compartir y poner en valor las prácticas de cuidado alimentario, proponiendo revalorizar la mesa familiar y reflexionar sobre los grupos de alimentos, sus características y recetas; abriendo posibilidades de aprendizaje, construcción y transmisión de saberes en las familias, sus comunidades y entre comunidades.


Ilustración de Educación Alimentaria Nutricional

La Educación Alimentaria Nutricional es un proceso dinámico a través del cual los individuos, las familias y su comunidad adquieren, reafirman o cambian sus conocimientos, actitudes, habilidades y prácticas, actuando racionalmente en la producción, selección, adquisición, conservación, preparación y consumos de los alimentos, de acuerdo a sus pautas culturales, necesidades individuales y a la disponibilidad de recursos en cada lugar.

En este sentido, las actividades que comprende el programa están orientadas a acercar a las personas información confiable y garantizar su derecho a elegir los alimentos que le sean sanos, inocuos, nutritivos, variados, diversos y culturalmente apropiados.

Para su implementación, el programa impulsa diversas propuestas de formación, a través de la comunicación comunitaria, el teatro, la música, talleres y otras experiencias con el arte que recuperen los saberes y experiencias de las propias familias y promuevan prácticas saludables y solidarias. En este marco, se generan espacios para compartir y poner en valor las prácticas de cuidado alimentario, proponiendo revalorizar la mesa familiar y reflexionar sobre los grupos de alimentos, sus características y recetas; abriendo posibilidades de aprendizaje, construcción y transmisión de saberes.

De esta manera, se busca profundizar acciones de educación alimentaria nutricional que impacten sobre las prácticas personales, familiares, institucionales y comunitarias. Se brindan herramientas para que las personas puedan elegir adecuadamente sus alimentos, teniendo en cuenta una diversidad de factores económicos, nutricionales, culturales y afectivos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de todos las y los habitantes del territorio nacional.

Si tenés alguna duda o querés recibir más información. Te podés comunicar a:Ilustración

 
Desarrollo Social TV